Home / Azuero / En trámite, prórroga a mina Cerro Quema

En trámite, prórroga a mina Cerro Quema

El Ministerio de Ambiente evalúa el estudio de impacto ambiental del proyecto minero Cerro Quema, en Los Santos.

Los representantes de Minera Cerro Quema solicitaron al Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) una prórroga al contrato de concesión para la extracción de oro en unas 15 mil hectáreas en la provincia de Los Santos.

La concesión vencía a finales de febrero, ya que fue otorgada y publicada en Gaceta Oficial el 26 de febrero del año 1997. La misma era por 20 años con derecho a prórroga, siempre y cuando la concesionaria haya cumplido con sus obligaciones.

Según información de la Dirección de Recursos Minerales del MICI, la extensión de la concesión fue solicitada el pasado 2 de noviembre de 2016 y ahora mismo está en “trámite”. De hecho, Hilda Candanedo, ingeniera del proyecto minero, confirmó que la prórroga aún no ha sido aprobada.

Además, los responsables de la mina aguardan la aprobación del estudio ambiental para comenzar con la operación en la zona. El proyecto minero contempla una concesión en 15 mil hectáreas y, según el estudio de impacto ambiental que reposa en el Ministerio de Ambiente, se instalaría una planta de óxido de oro, que podrá procesar 10 mil toneladas por día.

En ese sentido, Cerro Quema consta de tres fases.

La primera tiene que ver con la construcción de facilidades mineras y rehabilitación de caminos; la segunda, con el desarrollo de actividades de minado de los tajos La Pava y Quemadita, y con el procesamiento del mineral; y la última etapa corresponde al cierre del proyecto, que se calcula tendrá una duración de unos 10 años, con una inversión aproximada de $140.5 millones.

Esto ha molestado a residentes y organizaciones ambientales de la región de Azuero, que se oponen a la extracción de oro en miles de hectáreas de la provincia de Los Santos, porque recursos naturales, como los ríos y la flora de la zona, presentan problemas, sobre todo en época seca.

Carlos Cambra, secretario del Frente Santeño contra la Minería, solicitó al Gobierno que no alargue esta concesión por el bien ecológico de ese territorio del país. “De aprobar la prórroga, acabarían con los acuíferos de la cuenca del río Tonosí, una de las últimas que queda en Los Santos”, aportó.

MALA EXPERIENCIA

Mientras, Isaías Ramos, biólogo del Centro de Incidencia Ambiental, señaló que es una “buena oportunidad” para que el Gobierno apueste a la conservación del ambiente con no extender esta concesión. Ramos indicó que ya se tiene el precedente de malas experiencias con proyectos mineros, como el de Santa Rosa, en Veraguas, y Petaquilla, entre Coclé y Colón. “Ahora se pretende en mitad de una zona agropecuaria y con problemas de agua y pobreza”, sostiene el activista.

De acuerdo con el biólogo, si se aprueba un proyecto como Cerro Quema se pone en riesgo toda el área de Azuero, ya que los impactos serán “acumulativos graves” para toda la región desde el punto de vista sociológico, cultural y natural.

“La autoridad debe evaluar esta mina con firmeza por las implicaciones que se tienen”, concluyó.

Ahora mismo hay un estudio de impacto ambiental sobre este proyecto que aún no es aprobado por el Ministerio de Ambiente. Incluso, para la evaluación de este proyecto minero el ministerio contrató una consultoría internacional para determinar el riesgo de la explotación minera.

Sobre este tema, el Ministerio de Ambiente informó que el estudio ambiental del proyecto Mina Cerro Quema, que actualmente se encuentra en el proceso de evaluación, está en estatus de “análisis de decisión”. Es decir, a la espera de decisión. Conforme con esta entidad, antes de adoptar una decisión al respecto analizan un informe técnico como parte de la Fase de Decisión del Proceso de Evaluación.

En lo que respecta a proyectos mineros de este tipo, detallaron que a la fecha solo mantiene un proyecto minero metálico en el proceso de evaluación de impacto ambiental, que corresponde a Cerro Quema. “La posición del ministerio ante cualquier tipo de proyecto en cualquier área del país es que cumpla con la legislación ambiental, así como los compromisos ambientales y sociales adquiridos como resultado de los procesos de evaluación”, sostiene la institución. Además, señalaron que “es importante” entender el objetivo y alcance de los estudios ambientales, ya que son herramientas de gestión para evaluar las características del entorno de desarrollo del proyecto y sus alrededores.

“Es una información técnica que se complementa con otras evaluaciones económicas, sociales, políticas de Estado, costos­beneficios y otros elementos dentro de un proceso de aprobación de cualquier tipo de proyecto”, concluyeron.

El Frente Santeño contra la Minería también solicitó al Ministerio de Ambiente que no apruebe el estudio ambiental de Cerro Quema, puesto que eso ayudaría a que no comiencen las labores de explotación minera. Esta organización plantea que Cerro Quema está localizado en un área de “alta trascendencia” para los habitantes de las provincias de Herrera y Los Santos, porque allí nacen los principales ríos de la provincia santeña: Quema, Estivaná y Oria.

Aparte de que en la parte occidental del Quema están los ríos Tonosí y Güera. Este cerro es el punto geográfico en donde convergen los distritos de Las Tablas, Macaracas y Tonosí. Cerro Quema se localiza en las faldas que divide el macizo del Canajagua y la cordillera Occidental.

La elevación tiene una altitud estimada de 950 metros sobre el nivel del mar.

Fuente: Prensa.com / Ohigginis Arcia Jaramillo

About admin

Te puede interesar

Cuestionan consulta sobre Isla de Cañas

“No fue una consulta ciudadana, pues nunca preguntaron a nadie si estaban o no de …

Se desborda el río La Villa, hay familias con niños afectados

Cuatro viviendas en las que residen más de 17 personas, en el sector de Villa …